Taller de escritura de juegos de rol 2

Continuamos con nuestro taller de escritura de juegos de rol de nuestro amigo Pedro J. Ramos

CAPÍTULO SEGUNDO

TRABAJO EN EQUIPO

En la actualidad, las organizaciones han evolucionado, y los juegos de rol no

son una excepción. Donde antes bastaba una sola persona con tenacidad, capaz de escribir una ambientación, diseñar un sistema de reglas, hacer unas ilustraciones y vender unas fotocopias, ahora se demanda que incluso los proyectos amateur exhiban una calidad que en muy pocas ocasiones puede conseguir una sola persona. Por eso el trabajo en equipo está cobrando una importancia cada vez mayor en el “mundillo” de los juegos de rol.

Podemos entender el trabajar en equipo como la capacidad para integrarse con otros en el logro de unos objetivos comunes, distribuyendo y compartiendo responsabilidades conforme a habilidades complementarias.

Ventajas y desventajas del trabajo en equipo

El trabajo en equipo conlleva varias ventajas:

– Suele generar un mayor volumen de ideas, diversidad de puntos de vista y

soluciones creativas.

– El equipo, en conjunto, tiene más conocimientos que la suma de sus componentes.

– Al desarrollarse en grupo, las decisiones de diseño generan mayor confianza y

seguridad que las decisiones individuales.

– Facilita que los miembros del equipo “hagan piña” y se sientan miembros de un

mismo grupo, comprometiéndose entre sí y facilitando el cumplimiento de las

tareas.

Sin embargo, también existen inconvenientes:

– Implica una mayor lentitud en el desarrollo.

– Las dificultades de comunicación y coordinación entre los miembros pueden

perjudicar al proyecto.

– Puede ocurrir que un miembro del equipo, o la mayoría, obligue al proyecto a tomar

una dirección que quizá no sea la idónea.

– Pueden producirse fenómenos grupales negativos para el proyecto, como la difusión

de la responsabilidad (como el equipo es “quien tiene la responsabilidad”, todas las

acciones cuestionables que uno de sus miembros realiza puede atribuirlas al grupo y

no a sí mismo). Nota: Sobre este aspecto podréis encontrar más información si

buscáis en la Red acerca de “psicología de los grupos”.

El trabajo en equipo en los juegos de rol

Mirad en vuestra estantería y pensarlo por un momento. Prácticamente cualquier manual de rol habrá pasado por varias manos en la editorial antes de llegar a vuestras manos: la primera, la del autor del texto; la segunda, la del editor jefe; la tercera, la del responsable editorial encargado de revisarlo; la cuarta, la del ilustrador; la quinta, la del maquetador.

Aunque su labor se desarrolle a cientos de kilómetros, la comunicación es importante. Se nota cuándo un proyecto ha sido desarrollado en equipo: las ilustraciones guardan relación con el texto, la maquetación apoya el mensaje que transmite el texto…¿a que sí? De hecho, en algunas ocasiones no tendremos otro remedio que trabajar en equipo, aunque no nos guste.

También se trabaja en equipo realizando las mismas funciones. El caso más típico, y el que más nos interesa en este taller, es la escritura. Podemos  buscarnos un compañero o compañeros de escritura por múltiples razones: porque necesitamos alguien que domine un tema que nosotros no  conocemos, porque no nos vemos capaces de llevar el proyecto adelante por  nosotros mismos, o sencillamente porque queremos hacer algo junto a esas personas. De una forma u otra tenemos varios pares de manos y un  mismo texto.

En estas circunstancias yo suelo realizar los siguientes pasos:

– Delimitar con los compañeros qué parte desarrollará cada uno de nosotros. Por

ejemplo, en el manual básico de NSd20 cada uno de los tres autores nos repartimos el peso de los capítulos, sin perjuicio de consultarnos los unos a los otros dudas y revisar los capítulos entre nosotros para darnos feedback. Según el grupo que tengamos esto puede ser muy sencillo o muy difícil, la  casuística es muy amplia, así que lo mejor que puedo recomendaros es que recordéis que todos estáis en el mismo barco y que lo que pretendéis  trabajando juntos es sacar un mayor rendimiento a vuestro esfuerzo, no  enfadaros.

– Asignar partes concretas a cada uno. A la hora de repartir el trabajo tener ese esquema sobre la mesa os hará muchísimo más fácil la tarea.

– Establecer y negociar plazos. No todos tenemos la misma disponibilidad, ni  el tiempo organizado de la misma manera. Quizá yo aprovecho para escribir  una hora por la noche de lunes a jueves y tú le dedicas cuatro horas los  sábados por la mañana.

– Realizar un seguimiento mutuo. A veces sentiremos ganas de dejarlo, o nos atascaremos, o cualquier otra de esas cosas que nos detienen. Si estamos  pendientes los unos de los otros es más fácil superarlo.

– Darnos feedback mutuamente. Importantísimo este punto. Como suele  decirse, cuatro ojos ven más que dos y cosas que podrían solucionarse en los primeros pasos de un proyecto se nos pasan inadvertidas porque estamos tan involucrados que se nos escapa. Si leemos lo que hacen nuestros   compañeros de grupo y nos damos un buen feedback, el resultado será mejor  y nuestro proyecto llegará a las pruebas de juego (playtesting) con un mejor acabado. Pero ojo, debemos tener cuidado con el lado contrario, dar un feedback continuo que no permita a los demás avanzar genera  insatisfacción, frustración y enfado entre los componentes del equipo. Si algo  es tan grave como para necesitar cambios continuos seguramente lo  mejor sea reunirse y charlar.

Trabajando en equipo mediante Internet

Casi la totalidad de los trabajos en equipo que he realizado han sido con compañeros situados a cientos de kilómetros. Esto sin Internet no hubiera  sido posible, y es una herramienta que está a mano de todos nosotros si  queremos utilizarla.

Existen diferentes métodos de comunicación entre los miembros del equipo.

A menudo podemos pensar que lo mejor es usar el más completo para  beneficiarnos de todas sus ventajas, pero lo cierto es que es mejor utilizar el  medio de comunicación más apropiado según nuestros objetivos:

– E-mail. Permite argumentar pausadamente y adjuntar archivos. Ideal para la fase de propuesta de ideas, o para plantear problemas de cierta  complejidad. Su mayor ventaja es que es de fácil acceso y no requiere que los miembros del equipo coincidan a la misma hora. La posibilidad de crear listas de correo incrementa la utilidad de este procedimiento, posiblemente el más utilizado.

– Foro. Ideal para grupos numerosos (diría que cuatro o más miembros).  Permite organizar la información por temas y un fácil rastreo de lo que se ha  dicho en ocasiones anteriores.

– Chat de texto. Sólo recomendable para dudas o consultas concretas y muy puntuales. Requiere que todos se junten a una determinada hora y que  tecleen, lo cual les llevará un tiempo.

– Chat de voz. Muy adecuado para brainstorming y otros intercambios de ideas. Con mucha gente, sin embargo, puede ser difícil de gestionar.

– Videoconferencia. En general no lo veo muy productivo, salvo que la posibilidad de ver a los demás miembros del equipo reporte algún beneficio adicional (por ejemplo, si se tiene que evaluar cómo quedan los disfraces de un rol en vivo).

EJERCICIO PRÁCTICO Nº2

En el blog Veinticinco horas al día puedes ver las propuestas de trabajo que ha hecho cada participante. Como aquí cada cual tiene su propio proyecto,  en el taller simularemos el desarrollo de un trabajo en equipo con el feedback que os daréis los unos a los otros.

Cada uno de vosotros tiene como tarea leerse atentamente la propuesta de otros participantes (os lo habré asignado en el correo en el que os envié esta entrega, tratando de seguir un criterio de similitud entre las propuestas y distribución de los participantes). Después deberéis detallar, en un máximo de quinientas palabras, tres aspectos positivos y tres ideas de mejora de la propuesta de vuestro/s compañero/s. Ese feedback se lo debéis enviar a vuestro compañero. En los casos en que vuestro grupo esté formado por más de un componente deberéis repartiros para que cada uno elabore el feedback de uno de los compañeros, evitando duplicidades.

Como vosotros también recibiréis feedback tendréis ocasión de replicarle, así que me gustaría que en otras quinientas palabras máximo, respondiérais a la persona que os ha dado el feedback diciendo qué aspectos de los que os ha mencionado vais a tener en cuenta, cuáles no, y por qué.

Cuando hayáis realizado las dos tareas (la revisión de la propuesta del compañero, y la respuesta a la revisión del compañero) enviádmelo. Os recomiendo que sigáis los consejos de trabajo en equipo, especialmente el de poneros fechas mutuamente. Si un compañero no os ha mandado su revisión hacédmelo saber en el correo por favor. Es necesario realizar las dos tareas para que se considere el ejercicio práctico superado. Parte de la dificultad de este mes está en saber “negociar” con vuestros compañeros.

REFERENCIAS RECOMENDADAS

La verdad es que no hay mucha información sobre el trabajo en equipo aplicado a los juegos de rol, al menos en castellano. Por ello las referencias van a ser un poco más lejanas de lo que me gustaría:

En este enlace disponéis de un documento de introducción al trabajo en equipo.

General y con ideas sencillas, ideal para iniciarse:

http://www.salud.gob.mx/dirgrss/doctosFuente/trab_equipo.pdf

Una web con algo más de información, dedicada íntegramente al trabajo en

equipo: http://www.eltrabajoenequipo.com/index.htm

Como seguramente sepáis, se ha creado un foro para el taller. En esta entrega

puede ser especialmente útil pasarse por allí para recibir y dar feedback a más participantes, incluso para realizarlo allí mismo. El enlace es http://tallerveinticinco.forogratis.es/foro/index.html

Y dejo para el final la “joya” porque es de lo poco que he encontrado sobre el

tema en castellano. Se encuentra en el blog del juego Saggitarius:

http://sagittarius.es/blog/?p=4

CAPÍTULO SEGUNDO
TRABAJO EN EQUIPO
En la actualidad, las organizaciones han evolucionado, y los juegos de rol no son
una excepción. Donde antes bastaba una sola persona con tenacidad, capaz de escribir
una ambientación, diseñar un sistema de reglas, hacer unas ilustraciones y vender unas
fotocopias, ahora se demanda que incluso los proyectos amateur exhiban una calidad
que en muy pocas ocasiones puede conseguir una sola persona. Por eso el trabajo en
equipo está cobrando una importancia cada vez mayor en el “mundillo” de los juegos de
rol.
Podemos entender el trabajar en equipo como la capacidad para integrarse con
otros en el logro de unos objetivos comunes, distribuyendo y compartiendo
responsabilidades conforme a habilidades complementarias.
Ventajas y desventajas del trabajo en equipo
El trabajo en equipo conlleva varias ventajas:
– Suele generar un mayor volumen de ideas, diversidad de puntos de vista y
soluciones creativas.
– El equipo, en conjunto, tiene más conocimientos que la suma de sus componentes.
– Al desarrollarse en grupo, las decisiones de diseño generan mayor confianza y
seguridad que las decisiones individuales.
– Facilita que los miembros del equipo “hagan piña” y se sientan miembros de un
mismo grupo, comprometiéndose entre sí y facilitando el cumplimiento de las
tareas.
Sin embargo, también existen inconvenientes:
– Implica una mayor lentitud en el desarrollo.
– Las dificultades de comunicación y coordinación entre los miembros pueden
perjudicar al proyecto.
11
– Puede ocurrir que un miembro del equipo, o la mayoría, obligue al proyecto a tomar
una dirección que quizá no sea la idónea.
– Pueden producirse fenómenos grupales negativos para el proyecto, como la difusión
de la responsabilidad (como el equipo es “quien tiene la responsabilidad”, todas las
acciones cuestionables que uno de sus miembros realiza puede atribuirlas al grupo y
no a sí mismo). Nota: Sobre este aspecto podréis encontrar más información si
buscáis en la Red acerca de “psicología de los grupos”.
El trabajo en equipo en los juegos de rol
Mirad en vuestra estantería y pensarlo por un momento. Prácticamente cualquier
manual de rol habrá pasado por varias manos en la editorial antes de llegar a vuestras
manos: la primera, la del autor del texto; la segunda, la del editor jefe; la tercera, la del
responsable editorial encargado de revisarlo; la cuarta, la del ilustrador; la quinta, la del
maquetador.
Aunque su labor se desarrolle a cientos de kilómetros, la comunicación es
importante. Se nota cuándo un proyecto ha sido desarrollado en equipo: las ilustraciones
guardan relación con el texto, la maquetación apoya el mensaje que transmite el texto…
¿a que sí? De hecho, en algunas ocasiones no tendremos otro remedio que trabajar en
equipo, aunque no nos guste.
También se trabaja en equipo realizando las mismas funciones. El caso más
típico, y el que más nos interesa en este taller, es la escritura. Podemos buscarnos un
compañero o compañeros de escritura por múltiples razones: porque necesitamos
alguien que domine un tema que nosotros no conocemos, porque no nos vemos capaces
de llevar el proyecto adelante por nosotros mismos, o sencillamente porque queremos
hacer algo junto a esas personas. De una forma u otra tenemos varios pares de manos y
un mismo texto. En estas circunstancias yo suelo realizar los siguientes pasos:
– Delimitar con los compañeros qué parte desarrollará cada uno de nosotros. Por
ejemplo, en el manual básico de NSd20 cada uno de los tres autores nos repartimos
el peso de los capítulos, sin perjuicio de consultarnos los unos a los otros dudas y
revisar los capítulos entre nosotros para darnos feedback. Según el grupo que
tengamos esto puede ser muy sencillo o muy difícil, la casuística es muy amplia, así
que lo mejor que puedo recomendaros es que recordéis que todos estáis en el mismo
12
barco y que lo que pretendéis trabajando juntos es sacar un mayor rendimiento a
vuestro esfuerzo, no enfadaros.
– Asignar partes concretas a cada uno. A la hora de repartir el trabajo tener ese
esquema sobre la mesa os hará muchísimo más fácil la tarea.
– Establecer y negociar plazos. No todos tenemos la misma disponibilidad, ni el
tiempo organizado de la misma manera. Quizá yo aprovecho para escribir una hora
por la noche de lunes a jueves y tú le dedicas cuatro horas los sábados por la
mañana.
– Realizar un seguimiento mutuo. A veces sentiremos ganas de dejarlo, o nos
atascaremos, o cualquier otra de esas cosas que nos detienen. Si estamos pendientes
los unos de los otros es más fácil superarlo.
– Darnos feedback mutuamente. Importantísimo este punto. Como suele decirse,
cuatro ojos ven más que dos y cosas que podrían solucionarse en los primeros pasos
de un proyecto se nos pasan inadvertidas porque estamos tan involucrados que se
nos escapa. Si leemos lo que hacen nuestros compañeros de grupo y nos damos un
buen feedback, el resultado será mejor y nuestro proyecto llegará a las pruebas de
juego (playtesting) con un mejor acabado. Pero ojo, debemos tener cuidado con el
lado contrario, dar un feedback continuo que no permita a los demás avanzar genera
insatisfacción, frustración y enfado entre los componentes del equipo. Si algo es tan
grave como para necesitar cambios continuos seguramente lo mejor sea reunirse y
charlar.
Trabajando en equipo mediante Internet
Casi la totalidad de los trabajos en equipo que he realizado han sido con
compañeros situados a cientos de kilómetros. Esto sin Internet no hubiera sido posible,
y es una herramienta que está a mano de todos nosotros si queremos utilizarla.
Existen diferentes métodos de comunicación entre los miembros del equipo. A
menudo podemos pensar que lo mejor es usar el más completo para beneficiarnos de
todas sus ventajas, pero lo cierto es que es mejor utilizar el medio de comunicación más
apropiado según nuestros objetivos:
13
– E-mail. Permite argumentar pausadamente y adjuntar archivos. Ideal para la fase de
propuesta de ideas, o para plantear problemas de cierta complejidad. Su mayor
ventaja es que es de fácil acceso y no requiere que los miembros del equipo
coincidan a la misma hora. La posibilidad de crear listas de correo incrementa la
utilidad de este procedimiento, posiblemente el más utilizado.
– Foro. Ideal para grupos numerosos (diría que cuatro o más miembros). Permite
organizar la información por temas y un fácil rastreo de lo que se ha dicho en
ocasiones anteriores.
– Chat de texto. Sólo recomendable para dudas o consultas concretas y muy
puntuales. Requiere que todos se junten a una determinada hora y que tecleen, lo
cual les llevará un tiempo.
– Chat de voz. Muy adecuado para brainstorming y otros intercambios de ideas. Con
mucha gente, sin embargo, puede ser difícil de gestionar.
– Videoconferencia. En general no lo veo muy productivo, salvo que la posibilidad de
ver a los demás miembros del equipo reporte algún beneficio adicional (por
ejemplo, si se tiene que evaluar cómo quedan los disfraces de un rol en vivo).
EJERCICIO PRÁCTICO Nº2
En el blog Veinticinco horas al día puedes ver las propuestas de trabajo que ha
hecho cada participante. Como aquí cada cual tiene su propio proyecto, en el taller
simularemos el desarrollo de un trabajo en equipo con el feedback que os daréis los
unos a los otros.
Cada uno de vosotros tiene como tarea leerse atentamente la propuesta de otros
participantes (os lo habré asignado en el correo en el que os envié esta entrega, tratando
de seguir un criterio de similitud entre las propuestas y distribución de los
participantes). Después deberéis detallar, en un máximo de quinientas palabras, tres
aspectos positivos y tres ideas de mejora de la propuesta de vuestro/s compañero/s. Ese
feedback se lo debéis enviar a vuestro compañero. En los casos en que vuestro grupo
esté formado por más de un componente deberéis repartiros para que cada uno elabore
el feedback de uno de los compañeros, evitando duplicidades.
14
Como vosotros también recibiréis feedback tendréis ocasión de replicarle, así
que me gustaría que en otras quinientas palabras máximo, respondiérais a la persona que
os ha dado el feedback diciendo qué aspectos de los que os ha mencionado vais a tener
en cuenta, cuáles no, y por qué.
Cuando hayáis realizado las dos tareas (la revisión de la propuesta del
compañero, y la respuesta a la revisión del compañero) enviádmelo. Os recomiendo que
sigáis los consejos de trabajo en equipo, especialmente el de poneros fechas
mutuamente. Si un compañero no os ha mandado su revisión hacédmelo saber en el
correo por favor. Es necesario realizar las dos tareas para que se considere el ejercicio
práctico superado. Parte de la dificultad de este mes está en saber “negociar” con
vuestros compañeros.
REFERENCIAS RECOMENDADAS
La verdad es que no hay mucha información sobre el trabajo en equipo aplicado
a los juegos de rol, al menos en castellano. Por ello las referencias van a ser un poco
más lejanas de lo que me gustaría:
En este enlace disponéis de un documento de introducción al trabajo en equipo.
General y con ideas sencillas, ideal para iniciarse:
http://www.salud.gob.mx/dirgrss/doctosFuente/trab_equipo.pdf
Una web con algo más de información, dedicada íntegramente al trabajo en
equipo: http://www.eltrabajoenequipo.com/index.htm
Como seguramente sepáis, se ha creado un foro para el taller. En esta entrega
puede ser especialmente útil pasarse por allí para recibir y dar feedback a más
participantes, incluso para realizarlo allí mismo. El enlace es
http://tallerveinticinco.forogratis.es/foro/index.html
Y dejo para el final la “joya” porque es de lo poco que he encontrado sobre el
tema en castellano. Se encuentra en el blog del juego Saggitarius:
http://sagittarius.es/blog/?p=4
1
Anuncios
Esta entrada fue publicada en rol, taller literario y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s